Acupuntura y Bienestar

En la antigua China, ante la ausencia de recursos y medios para realizar la diagnosis de la causa de las afecciones energéticas, se observaba y estudiaba el pulso y el aspecto general de los pacientes (dándole también una gran importancia a la diagnosis por la lengua). Mediante la observación y con el paso de los años (milenios), los chinos fueron mejorando y perfeccionando la técnica de la toma de pulsos, hasta el punto de que en la actualidad sea una herramienta esencial de diagnosis.



¿Qué es la toma de pulsos?




Basándose en los sentidos para observar al paciente, se comenzó a diagnosticar mediante la palpación, la auscultación y un extenso interrogatorio al que se sometía a la persona afectada. De esta forma sentaron las bases de la medicina china, llegando a perfeccionar estas herramientas hasta llegar a conseguir una máxima precisión.

Mediante la toma del pulso el terapeuta puede saber en qué estado se encuentra la energía de cada uno de sus órganos. De esta forma comenzaron a relacionar cada una de las variaciones del pulso con cada una de las diferentes afecciones energéticas que sufrían los órganos. Hay que considerar que muchas de estas afecciones se manifiestan antes en el pulso que en los síntomas y/o signos que puedan apreciarse a simple vista en la persona. Por eso la toma de pulso llego a tener una gran importancia, debido a que los expertos terapeutas podían ver afecciones que aún no se habían manifestado en el organismo del paciente.

Los diferentes tipos de pulso indican cual es la gravedad de la afección energética, de qué órgano afectado se trata o si su comienzo se debió a algún factor climático. Este tipo de diagnosis requiere una gran paciencia y comprensión del cuerpo humano, la palpación del pulso puede alargarse durante más de 10 minutos en cada brazo.

La toma de pulsos es la primera parte de la diagnosis realizada por el terapeuta. A continuación el resultado se analizará de acuerdo al concepto del Yin y Yang y a la "Teoría de los Cinco Elementos" concluyendo con la determinación del tratamiento a seguir.

Acupuntura a Domicilio